Foro CAMUFLAJE, ARTE E ILUSTRACION MILITAR
Visualización
Fuente -A =A +A----.
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 37 el Dom Oct 07, 2012 1:03 am.
Últimos temas
» Blindados de la infanteria de marina actuales y propuestos
Mar Nov 29, 2016 9:23 pm por zuhe

» Hongdu JL-11VV (K-8VV) Karakorum
Lun Nov 28, 2016 9:51 pm por canberrero

» Noticias de Aviación Militar
Dom Nov 27, 2016 9:35 pm por zuhe

» Noticias de la Fuerza Aérea de Irán
Dom Nov 27, 2016 7:51 am por zuhe

» Torpedos ¿Nacionales? e importados
Jue Nov 10, 2016 3:13 pm por zuhe

» Korean People's Army Naval Force
Jue Nov 10, 2016 12:39 pm por zuhe

» Comando de la Aviación del Ejército
Sáb Oct 29, 2016 8:53 pm por canberrero

»  Situación politica en Yemen
Sáb Oct 15, 2016 8:50 pm por zuhe

» Iran y sus UAV / UCAV
Miér Oct 05, 2016 8:34 am por zuhe

» Blindados de combate de infantería sobre ruedas BTR-80A
Jue Sep 29, 2016 11:56 am por zuhe

» Propuestas para el Ejército (Equipamiento y Tecnologia)
Jue Sep 29, 2016 11:01 am por zuhe

» AAET | Perfil Empresarial
Miér Sep 28, 2016 6:40 pm por canberrero

» POLITICA EXTERIOR: Tortuosas relaciones con USA
Vie Sep 23, 2016 2:22 pm por zuhe

» Armada de Iran
Mar Sep 20, 2016 1:42 pm por zuhe

» Armada de Vietnam
Dom Sep 11, 2016 3:00 pm por zuhe

» Álbum de fotos sobre la Armada
Dom Jul 31, 2016 8:46 pm por canberrero

» Retro FAV. Aquellos tiempos
Dom Jul 31, 2016 8:42 pm por canberrero

» Helicopteros AS-332 Super Puma, AS-532 Cougar
Jue Jul 28, 2016 5:07 pm por canberrero

» Flota de helicopteros de la FANB y entes cercanos
Vie Jul 22, 2016 3:47 pm por zuhe

» El Huracan Blindado
Vie Jul 22, 2016 3:35 pm por zuhe

EN TWITTER
En el blog

El papel geopolitico de Filipinas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El papel geopolitico de Filipinas

Mensaje  J0SEFERNAND0 el Miér Feb 08, 2012 9:44 am

Interesante analisis sobre Filipinas:


Filipinas descubre identidad en su relación con EEUU

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]
Filipinas descubre identidad en su relación con EEUU
© Photo Mikhail Tsyganov

15:22 07/02/2012
Dmitri Kósirev, RIA Novosti


Al regresar de Washington, los militares filipinos aclararon que el objetivo de su visita había sido el fortalecimiento de la colaboración militar con EEUU y no el retorno de los estadounidenses a sus antiguas bases en las islas del Pacífico.

Las relaciones de Filipinas con China solo son una “parte de la ecuación”, como apuntaron con bastante exactitud los militares filipinos. Y la ecuación que se plantea actualmente en esta región asiática se parece muy poco a la de la época de la Guerra Fría, cuando en Filipinas había enormes bases estadounidenses.

Un retorno al pasado?

Las negociaciones con Washington discurrieron a un nivel de viceministros. El departamento de estado de EEUU estuvo representado por Kurt Campbell y el Pentágono, por Peter Lava. La parte filipina presentó a Erlinda Basilio y Pío Lorenzo Batino, del mismo rango que sus interlocutores americanos. El diálogo entre las dos partes, que ya se inició durante la primavera pasada, continuará el próximo marzo a un nivel diplomático más alto.

La factura del acuerdo, no obstante, se va perfilando con mucha más claridad aunque todavía no se pueda hablar de maniobras conjuntas de ambos ejércitos, ni del atraque de buques estadounidenses en las bases navales filipinas.

Cualquier persona que analice sucesos del presente se puede comparar al pasajero de un tren que esté sentado en sentido contrario, con su vista hacia lo que va dejando atrás, hacia el pasado, ya que remitirse al futuro es imposible. De igual forma, la mayoría de filipinos percibe los sucesos de hoy como una repetición de lo ya sucedido con las bases americanas de los años ochenta y noventa del siglo pasado. Subic Bay era entonces la mayor base naval estadounidense del mundo, y la base aérea, Clark Field, era solo un poco más pequeña.

La constitución de esta nación prohibía entonces, y también ahora, cualquier instalación militar extranjera en el territorio filipino. Sin embargo esto no fue óbice para que los estadounidenses lo hicieran. A comienzos de los años 90, EEUU clausuró sus bases y los primeros que lo lamentaron fueron los filipinos.

Esta acción era entonces lógica desde el punto de vista estratégico. Las bases en Filipinas se pensaron inicialmente para acciones bélicas en Indochina y después para contener la expansión de la URSS y China. La URSS desapareció y China era todavía muy débil…

El dinero es un asunto serio

Evidentemente, ahora para EEUU el objetivo número uno en Asia es China. La administración de Barack Obama está centrada en esto y no deja pasar ocasión de señalar públicamente que sus antecesores se entretuvieron demasiado en los asuntos de Oriente Medio y no se dieron cuenta de que el Imperio Celeste se estaba convirtiendo en la segunda potencia mundial.

A rasgos generales todo es muy sencillo, pero una vez metidos en detalles la cosa se complica un poco más. La situación de los años ochenta y noventa pasados no tiene nada que ver con la que nos encontramos hoy. Recuperar las bases filipinas, teniendo en cuenta las dimensiones que llegaron a alcanzar, sería una aventura muy cara. Y más teniendo en cuenta que el Congreso estadounidense ha aprobado recientemente un plan de recorte de las asignaciones militares por valor de 487.000 millones de dólares en diez años que ya ha comenzado. Las unidades de las fuerzas armadas de EEUU se verán reducidas en 120.000 soldados, se retirarán 85 aviones de transporte y la adquisición de las nuevas partidas de cazas de última generación, los F-35, se verá ralentizada.

La cuestión es cómo hacer frente a la expansión china en la región bajo estas circunstancias de austeridad presupuestaria. La respuesta nos lleva al modus operandi de EEUU en Oriente Medio: encontrar a alguien que esté dispuesto a invertir sus fuerzas y su dinero en combatir unos objetivos comunes con los de la Casa Blanca, aunque sea de forma temporal.

Lo que está sucediendo no encaja en el cliché típico de superpotencias que compiten entre sí e involucran en su lucha a terceros países, ya que la supremacía de las mismas ya no es tan evidente como antes y los intereses de los más pequeños (por ejemplo, Filipinas) adquieren una mayor relevancia.

No es oro todo lo que reluce

El dinero y las bases siempre han sido un tema candente en la política de estas islas. Por una parte, después del retorno de los Estados Unidos de la delegación, suenan las mismas declaraciones que hace veinte años sobre el tema de la pérdida de la soberanía y el sometimiento a los intereses ajenos. La comunidad internacional no presta demasiada atención, aunque los chinos no dejen escapar, claro está, ni un detalle.

Las discusiones sobre este asunto a finales de los años 80 versaban, como ahora, fundamentalmente sobre dinero: "Cuando aquí había bases, EEUU nos pagaba mil millones de dólares anuales por ellas".

Hace más de veinte años, en una conferencia de prensa en Manila, un orgulloso patriota filipino, agobió a preguntas al entonces embajador estadounidense, Nicholas Platt, quién cometió el descuido de apuntar que Japón, necesitado como estaba de la protección americana, pagaba por la presencia de las bases de EEUU en su territorio. El exaltado filipino se levantó como un resorte, extendiendo los brazos y con una entonación irreproducible, profirió: " ¿Quiere usted decir que nosotros deberíamos pagar por tener sus bases?".

Probablemente, éste será el tema principal de las conversaciones entre los dos países, quién y cuánto paga. Aunque no todo es dinero en este asunto, sino que también entra en juego el orgullo nacional. Y a veces éste pesa más que las ventajas materiales.

En realidad Filipinas no tiene malas relaciones con China, aunque hay algunas disputas territoriales con este país por determinadas islas en el mar del Sur de China, llamado en Manila "mar del Sur de Filipinas". Sin embargo, en el mismo lugar y por la misma cosa discuten los filipinos y los malayos. El pleito con Malasia no redunda en ningún beneficio político ni económico, pero sí que deja un sentimiento de propiedad que, a veces, es lo más importante.

En general, en el plano puramente económico los filipinos, como toda Asia, tienen a China como su motor económico y por ello deberían evitar estropear las relaciones con el Imperio Celeste.

Pero Filipinas es un país peculiar tras 300 años de dominio español y 50 de control estadounidense. Quizás por ello, la mayoría de los filipinos no se considera asiática y tiene una especie de desconfianza hacia sus vecinos de la región. Esta situación recuerda un poco a los problemas de la sociedad rusa, con la sutil diferencia de que las elites locales se orientan hacia EEUU y no hacia Europa. Una tendencia que se tiende a autocensurar y en Rusia y en Filipinas.

Todo lo que sucede ahora entre Manila y Washington es una manifestación más de la eterna dicotomía interna de los filipinos: quiénes son y hacia dónde se inclinan sus preferencias políticas y culturales. Hasta el punto que probablemente se puede decir que la recuperación de las relaciones militares se ha iniciado en Manila. El rédito estadounidense está por ver. Aunque si lo que Washington quiere es contener a China y no hacerle la guerra, algo saldrá en claro de todo esto.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]

J0SEFERNAND0
Moderador Global
Moderador Global

Nombre : José Fernando
Apellido : Altuve
Mensajes : 5214
Fecha de inscripción : 11/05/2010
Localización : Caracas, Venezuela

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.